Diferentes grifos de ducha

A la hora de una reforma integral o de un baño, hay que tener en cuenta muchísimas cosas y detalles de los cuales ni nos acordamos. Por eso Queality Reform le gusta avisarte y darte consejos para tus reformas. Una cosa importante, de la cual muchas personas se olvidan a la hora de reformar, son los grifos de la ducha, es un detallitos, que pasa muy desapercibido, pero a la hora de convivir, te marcan la diferencia. Hoy en día, tenemos el grifo de ducha termostático y el grifo monomando.

Vamos a empezar explicando el grifo monomando. Este grifo se utiliza moviendo de lado a lado para variar la temperatura, y la variación de arriba abajo es para variar la presión del agua. Este grifo es el más común de hace unos años. Sirve para poder graduar a tu gusto y lo mismo con la presión, con una sola mano y una sola manivela. Este tipo de grito funciona con dos circuitos distintos, uno en el lado derecho normalmente, que es del frio, y otro en el izquierdo para la caliente, si la manivela esta más de un lado que de otro, un circuito estará más abierto que otro.

El grifo termostático te permite elegir la temperatura que quieras haciendo que se mantenga siempre constante incluso en el caso de que se esté utilizando otro grifo en la casa. En este tipo de grifo hay dos manetas, una para la temperatura del agua, y otra para la presión. Su funcionamiento para la temperatura es bastante más eficaz, si pones la temperatura deseada, va a hacer la mezcla perfecta para llegar a esa temperatura.

El grifo monomando es el grifo tradicional de toda la vida, es lo que está en las mayorías de los grifos, y todo el mundo sabe utilizarlos y es muy intuitivo. Este grifo dura más, es más rápido, y más sencillo y económico. Pero la variación y la presión del agua puede ir variando, es importante que se accione en el lugar deseado para que tenga esa temperatura. Otro inconveniente es que la mayoría de las personas que lo utilizan suelen ponerlo al máximo de potencia, y no es un grifo inteligente.

El grifo termostático se caracterizan por que tiene una estabilidad de la temperatura, pones una temperatura, y se queda en ella sin variar. Es una manera de evitar quemaduras, ya que tiene un tope en 38ºC. Las dos manecillas permiten que no varíes una de las funciones si estas cambiando la otra. Se suele llegar más rápido a la temperatura deseada para evitar derroche de agua. Lo malo de este tipo de grifos es que son menos intuitivos que los monomando y tiene un precio más elevado.

Desde Quality Reform esperamos que después de estas dos opciones, sepas cual es el mejor para tu baño.

Deja un comentario