Reformas para viviendas de personas mayores

A medida que nuestros seres queridos envejecen, es fundamental garantizar que vivan en un entorno seguro que se adapte a sus necesidades. Una forma efectiva de lograrlo es mediante la adaptación de la vivienda a través de reformas para viviendas de personas mayores.

Desde Quality Reform exploraremos como una reforma integral puede mejorar la comodidad y la seguridad de las personas mayores.

Estos son los pasos a seguir para realizar las reformas:

Análisis de las necesidades:

Lo principal en este tipo de reformas es saber a que nos enfrentamos, analizando las necesidades de las personas mayores. Esto significa tocar puntos como la movilidad, la accesibilidad y la seguridad. Una vez evaluadas las necesidades se puede pasar a realizar el plan de reforma.

Accesibilidad:

El aspecto primordial a tratar con personas mayores es la accesibilidad eliminando barreras físicas que dificulten el movimiento como escalones estrechos o altos, sustituyéndolos por rampas o ascensores.

También hay que asegurarse de que los pasillos y las puestas sean lo suficientemente anchos para no dificultar el paso de sillas de ruedas, andadores, etc. Además de instalar pasamanos por zonas estratégicas que ayudaran a las personas en su paso.

Iluminación:

La iluminación desempeña en papel crucial en la vida de las personas mayores y facilitan el transcurso en la casa. Se tienen que instalar un tipo de luz brillante que sea agradable a la vista. Como elemento se puede sumar los sensores de movimiento que faciliten el encendido de las luces sin tener que pulsar ningún interruptor.

Adaptaciones en el baño:

El baño es la zona de una casa donde más atención se requiere a la hora de tratar con personas mayores. Los principales elementos a poner en práctica para aumentar la seguridad son barras de apoyo cerca del inodoro y en la ducha o bañera.

Asimismo, se pueden instalar duchas a ras de suelo para favorecer la accesibilidad a estas. Por último, nos centramos en suelos antideslizantes para mayor seguridad y grifos de manejo fácil para mayor comodidad.

Mobiliario ergonómico y seguro:

Para escoger el mobiliario es necesario seleccionar uno que sea lo más cómodo y ergonómico posible. Mesas con altura regulable o sillas con apoyabrazos, son algunas opciones para hacer más cómoda la convivencia.

Además, se recomienda utilizar productos que favorezcan la seguridad como sensores de movimiento o alarmas de caídas.

Durante el proceso de reforma y adaptación de la vivienda, es esencial mantener una comunicación fluída con las personas mayores y sus familias. Esto ayuda a comprender sus necesidades y preferencias, y asegura que el resultado final sea acorde a sus expectativas.

Una vez finalizada la reforma, es recomendable realizar un seguimiento para garantizar que la vivienda sigue siendo segura y funcional, y realizar ajustes adicionales si es necesario.

Hasta aquí llega nuestro blog, esperemos que le haya sido útil. Para más información, o para realizar una reforma, no dude en contactar con nosotros. Le asesoramos y, además, le hacemos un presupuesto. Sin compromiso. ¡Infórmate AHORA!

¡Y no olvides seguirnos en nuestras redes sociales en Facebook Instagram!